Videos

Loading...

sábado, 11 de agosto de 2012



Y luego, cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cual recorrer, no te metas en cualquiera al azar: siéntate y aguarda. Respira con la confiada profundidad que respiraste el día que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga…
 Donde el corazón te leve, de Susana Tamaro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada